Te ayudamos a corregir la escoliosis

La escoliosis es una curvatura anormal de la columna vertebral. Gracias a los cuidados quiroprácticos podemos ayudarte a corregir la escoliosis.

En las personas con escoliosis, la línea que forman las vértebras se presenta en forma de S o de C en lugar de ser recta.

Aunque la escoliosis puede detectarse a cualquier edad suele aparecer con mayor frecuencia en edades comprendidas entre los 8 y los 18 años. Y, especialmente en las mujeres.

En el 70% de los casos, se desconoce su causa. Son “escoliosis idiopáticas”. Lo que sí sabemos es que las personas con escoliosis suelen padecer dolores tanto físicos como emocionales.

Los primeros síntomas suelen aparecer como dolores de espalda y en las piernas o como una dificultad para mantener una postura correcta. Lo que popularmente se esconde como “dolores de crecimiento”.

Cómo la quiropráctica alivia el dolor producido por la escoliosis

Si dejamos evolucionar la escoliosis nuestra columna vertebral puede deformarse, empeorando la sintomatología y afectando a diferentes órganos vitales como los pulmones o el corazón.

Una de las maneras que tenemos para saber si tenemos escoliosis observar si se presenta alguna de estas características:

 

  • Un hombro más elevado.
  • Un lado de la cadera más elevado que el otro.
  • Cuerpo inclinado hacia un lado.
  • Cintura desnivelada.
  • Deformidad en la caja torácica.

¿Cómo puedo mejorar y corregir la escoliosis?

Hasta ahora, la medicina ortopédica clásica sostiene que para corregir la curvatura de una columna vertebral derivada de la escoliosis es necesario llevar un corsé.

La fisioterapia, la rehabilitación intensiva hospitalaria o los programas de entrenamiento asociados son parte también de las soluciones clásicas para mejorar la escoliosis.

Y, como último recurso, la ortopedia tradicional apuesta por la cirugía para fijar la columna vertebral. Una operación que consigue dejar recta nuestra columna vertebral pero inmóvil.

En la mayoría de los casos, todos estos métodos de mejora afectan mentalmente a los niños o adolescentes a los que han diagnosticado escoliosis, empeorando su calidad de vida.

Si lo piensas bien, ¿quién quiere pasar 23 horas al día encajado en un corsé, o con una barra de acero en la espalda que le impida moverse, hacer deporte o participar en actividades sociales?

La quiropráctica como solución para corregir la escoliosis

El cuidado quiropráctico permite restablecer el movimiento y la posición correcta de la columna y aliviar el dolor de espalda asociado con la escoliosis. Numerosas investigaciones han demostrado que:

La quiropráctica tiene excelentes resultados a la hora de controlar, reducir y corregir la escoliosis en personas de todas las edades, desde niños hasta adultos.

La quiropráctica ayuda a mantener la espalda recta y corregir malas posturas provocadas por la escoliosis

La quiropráctica está especializada en el conocimiento de la columna vertebral y el sistema nervioso. Realizando ajustes muy precisos en la zona de la columna que está afectada por la escoliosis, el quiropráctico elimina la presión sobre los nervios y músculos.

Nuestro objetivo es restablecer el movimiento de tu columna vertebral. Aliviar el dolor de espalda y mejorar la posición de tu columna. Queremos que sepas que… ¡tu postura puede mejorarse!

Cuanto antes comiences, mejor

Los grados de desviación y la edad son factores determinantes para estabilizar o corregir completamente la escoliosis. Por este motivo, es preferible iniciar el tratamiento cuanto antes para prevenir o retrasar el proceso de desviación.

En el siguiente enlace puedes solicitar tu estudio quiropráctico. Te reservaremos una hora para ti y examinaremos tu caso de forma individualizada. En cuanto analicemos tu columna vertebral ya estaremos preparados para mejorar tu escoliosis.

Pide tu estudio quiropráctico y te ayudaremos a corregir la escoliosis

Solo cinco pasos te separan de mejorar tu bienestar

Abrir chat
¿Podemos ayudarte?
Hola, ¿podemos ayudarte?