Alivia el dolor de espalda en el embarazo con cuidados quiroprácticos

Oct 29, 2019 | Embarazadas

Una gran mayoría de mujeres sufren molestias en la espalda durante el tercer trimestre de su embarazo. La quiropráctica ayuda a prevenir y aliviar el dolor de espalda en el embarazo, así como el dolor lumbar, de cuello y de cabeza manteniendo las vertebras alineadas correctamente para que su sistema nervioso funcione mejor.

Hay muchos cambios en el cuerpo de una embarazada,  y uno de estos es la cantidad de formación  de una hormona “nueva” que se llama Relaxina. Su presencia aumenta en el cuerpo entre el primer y el tercer trimestre, y uno de sus efectos principales es relajar los ligamentos del cuerpo para prepararlo para el parto. Los ligamentos conectan hueso a hueso el cuerpo, y aunque los más conocidos son los de las rodillas (ACL y PCL), también tenemos muchos ligamentos en la pelvis y la columna vertebral y la Relaxina afectará todos.

Este aumento de elasticidad afecta a cómo articulan los huesos, y así se pueden producir cambios, como molestias o tensiones. La quiropráctica puede ayudar a aliviar el dolor de espalda en el embarazo de esta forma:

Mejora la zona lumbar y su curvatura

No es ningún secreto que las embarazadas aumentan su peso durante el embarazo, ganando el mayor porcentaje de este peso durante el último trimestre. El problema es dónde se acumula este peso, en el abdomen, y esto causa un aumento de curvatura en las lumbares, afectando  a los tejidos  de la zona y a las vertebras. Los resultados son los típicos que oímos de las embarazadas, “me duele me espalda, me duelen mis lumbares, tengo tensión en los riñones”. A través del cuidado quiropráctico se puede restaurar las posiciones perdidas de las vertebras, y mejorar el sistema nervioso.

La alineación de la pelvis

Parecido a las lumbares, la pelvis y sus ligamentos reaccionan de forma similar con la hormona Relaxina y esto puede generar un desequilibrio en la zona. La pelvis está compuesta de 4 huesos, dos coxales, el sacro y el coxis y tiene articulaciones con ligamentos entre ellos que tienen que funcionar correctamente y si no  pueden ocurrir molestias. El 20% de embarazadas tienen molestias en esta zona durante su embarazo y con la quiropráctica mejorarán la alineación de los huesos de la pelvis.

Mejorando la postura de tu columna y evita el dolor de cuello y de cabeza

Con tantos cambios ocurriendo en el pecho, el abdomen y las hormonas el cuerpo muestra un cambio radical, especialmente en las posturas. Las posturas andando, durmiendo, al sentarse cambian, y estas nuevas posiciones no siempre son buenas para la columna. El cuello puede padecer molestias junto con las dorsales por el aumento de pecho, y la tensión en el cuello puede producir dolores de cabeza. La quiropráctica se basa en las posturas correctas, para evitar problemas con la columna vertebral y el sistema nervioso. Si se cuida la columna, se cuida la salud. Como se dice, “la postura es una ventana a tu salud, buena postura, buena salud”

Si estás embarazada y sufres de alguna molestia o conoces alguna embarazada que puede beneficiar de la quiropráctica, siempre hacemos charlas informativas semanales. También nos puedes visitar nuestro apartado de ‘La quiropráctica para embarazadas’ o llamar y preguntar por más información o solicitar una primera visita y aprender como optimizar el embarazo.

Abrir chat
¿Podemos ayudarte?
Hola, ¿podemos ayudarte?