Lumbalgias

El dolor lumbar (parte baja de la espalda) es muy común y afecta a la mayor parte de los adultos en algún momento de su vida. La investigación ha demostrado que los ajustes quiroprácticos son muy recomendables, además de eficaces y seguros, son más rápidos y menos costosos que otros tratamientos.

¿POR QUÉ TENGO LUMBALGIA?

No se debe enmascarar el dolor lumbar con fármacos. Hay que buscar y resolver sus causas de la lumbalgía para que no vuelva a ocurrir o dañar más al organismo. Esa es la misión de su doctor en Quiropráctica.

CARACTERÍSTICAS DEL DOLOR LUMBAR

Familiarmente conocido como “lumbago”, el dolor lumbar, o lumbalgia, es desafortunadamente un mal universal que afecta al 80% de la población de una a cinco veces en algún momento de su vida (según la OMS).

Cuando uno está “enganchado” se habla de lumbalgia aguda. El dolor lumbar se asocia a contracturas musculares fuertes, limitando la movilidad. Puede estar desencadenado por el esfuerzo físico, los malos hábitos posturales, el sobrepeso, el embarazo o lesiones preexistentes aunque muchas veces ocurre sin circunstancias particulares. Su doctor en Quiropráctica podrá aliviar su dolor lumbar de manera rápida así como indagar y luego tratar la causa de la lumbalgia.

Cuando el dolor lumbar perdura durante semanas o incluso meses se habla de lumbalgia crónica. Su presencia indica a menudo un problema vertebral o discal subyacente. Acudir a su doctor en Quiropráctica lo antes posible le permitirá averiguarlo y aliviar el dolor lumbar.

LA SOLUCIÓN QUIROPRÁCTICA PARA LA LUMBALGIA

El especialista quiropráctico realizará una serie de exámenes neurológicos sobre la zona lumbar y la pelvis para averiguar qué nervios están pinzados y donde están las descompensaciones en la columna vertebral. Realizando ajustes muy precisos el quiropráctico elimina la presión sobre los nervios lumbares y al mismo tiempo, reposiciona las vértebras lumbares y la pelvis en su posición correcta para ayudar a que no se repita la lumbalgia y para mantener la estabilidad del cuerpo.

A diferencia de las soluciones tradicionales, la Quiropráctica no se contenta con aliviar el dolor sino que busca y trata el origen del problema, a fin de evitar que éste vuelva a surgir o empeore.

Los ajustes quiroprácticos específicos corrigen las desviaciones vertebrales responsables del dolor y mejoran la salud de la columna de una manera natural, segura, sin el uso de cirugía o fármacos y, por tanto, libre de riesgos o efectos secundarios.

Otra ventaja es que al tratar el problema lumbar, toda la columna vertebral se encuentra más equilibrada. Por consiguiente el sistema nervioso funciona mejor, lo cual repercute favorablemente sobre todo el organismo y la salud.

DEMOSTRADO: LOS AJUSTES QUIROPRÁCTICOS AYUDAN A MEJORAR LA LUMBALGIA.

La investigación ha demostrado que los ajustes quiroprácticos, además de ser eficaces y seguros, son más rápidos y menos costosos que otros tratamientos. En el dolor crónico ofrece el mismo alivio a corto plazo, y a largo plazo consigue mejores resultados que la medicación.

Según la Fundación de Investigación Parker:

“El 87% de los pacientes tuvieron una muy buena mejoría de los dolores lumbares”

Un estudio de la Asociación Médica Americana (JAMA) sugiere que los pacientes prueben los servicios quiroprácticos para el tratamiento del dolor de espalda lumbar. Según el artículo, la cirugía no suele ser necesaria, y sólo se debe considerar si las terapias más conservadoras fallan.

“Sólo 1,5% de los pacientes que siguieron un cuidado quiropráctico necesitó cirugía”

La Asociación Quiropráctica de América (ACA) llevo a cabo un estudio en el que concluyó que:

“El cuidado quiropráctico ahorra el 40% en costos de atención de salud, en comparación con la atención iniciada por un médico.”

¡ALIVIA TU LUMBALGIA CON LA QUIROPRÁCTICA!