Escoliosis

La escoliosis causa dolores tanto físicos como emocionales. El cuidado quiropráctico permite re-estabilizar el movimiento y la posición correcta de la columna y aliviar el dolor de espalda asociado con la escoliosis.

¿QUÉ ES LA ESCOLIOSIS?

La escoliosis es una curvatura anormal en la línea que forman las vértebras a lo largo de la columna vertebral, que en lugar de ser recta tiene una forma de S o de C.  Se suele detectar en mayor frecuencia en las chicas y entre los 8 y los 18 años aunque puede darse a cualquier edad,

  • En 70% de los casos, la causa es desconocida, "escoliosis idiopática".
  • En 10% es congénito, de nacimiento (malformación de una vértebra…).
  • En 20% aparece como efecto de problemas neuromusculares (malas posturas) “actitud escoliotica”.

Los padres pueden alertase al notar en su hijo un hombro más alto o una cadera más alta y que la ropa no se ajusta bien.

Pueden presentarse dolores de espalda o en las piernas y dificultad para tener una postura correcta que son pasados por alto como simples “dolores de crecimiento”.

¡La negligencia es el mayor peligro!

Si se deja evolucionar, la escoliosis puede ponerse cada vez peor, deforma la columna y puede afectar a los órganos vitales, pulmones, corazón.

Las soluciones tradicionales para la escoliosis:

Hasta ahora, la medicina ortopédica clásica sostiene que para corregir la curvatura de la columna derivada de la escoliosis, son necesarios corsés y ejercicios.

La fisioterapia, la rehabilitación intensiva hospitalaria o los programas de entrenamiento asociados.

Y, como último recurso, la ortopedia tradicional apuesta por la cirugía, con una operación que consiste en fijar la columna con barras de acero, para dejarla recta, aunque inmóvil.

¡Hay que considerar la agresividad de estos métodos, que fuerzan el cuerpo con la introducción de elementos en su interior!

Además de dejar la columna fija, estas soluciones afectan mucho mentalmente a los niños o adolescentes, empeorando su calidad de vida.

¿Quién quiere, o puede, pasar 23 horas al día encajado en un corsé, o con una barra de acero en la espalda que le impida moverse, hacer deporte o participar en actividades sociales?

LA SOLUCIÓN QUIROPRÁCTICA PARA LA ESCOLIOSIS:

El especialista quiropráctico que tiene completo entrenamiento y conocimiento de la columna vertebral y sus nervios, es eminentemente capacitado para realizar exámenes completos de la espalda y hacer el tratamiento de escoliosis con un programa de ajustes específicos.

Numerosas investigaciones han demostrado que:

“la Quiropráctica tiene excelentes resultados en el control, reducción y corrección de la escoliosis en personas de todas las edades, desde niños hasta adultos.

Ha ayudado a un sinnúmero de pacientes a recuperar su salud, su postura y su autoestima. Los grados de desviación y la edad son factores determinantes para estabilizar o corregir completamente la escoliosis. Es preferible iniciar el tratamiento cuanto antes para prevenir o retrasar el proceso de desviación.

Realizando ajustes muy precisos de la zona de la columna que está afectada por la escoliosis, el quiropráctico elimina la presión sobre los nervios y músculos. El objetivo es re-estabilizar el movimiento y la posición correctos de la columna y aliviar el dolor de espalda asociado con la escoliosis. ¡La postura puede mejorarse!